Carta de un televidente


Hoy quiero reflexionar sobre la situación del periodista Roberto Navarro con su polémica salida de la señal c5n y de radio 10.

El mismo Navarro comento que cuando el hablo con el gerente de programación de la señal para qué no lo dejarán afuera le pregunto que no quería ir preso por mantenerlo con su programa. Y no perder su fuente de trabajo. Y ustedes mismos querían limitar el accionar del programa “economía política” y “el destape” en el cual exponían lag irregulares actividades del gobierno de Mauricio Macri. Voy a resaltar algo que me resulta muy mentiroso de parte ustedes.


El Sr Roberto Navarro ha sido desvinculado de las Empresas TELEPIU (C5N) y VOTIONIS (Radio 10) con motivo de sus graves faltas cometidas y reñidas con la normal convivencia que debe existir en el ambiente de trabajo y agravadas con las actitudes de indisciplina y falta de respeto hacia sus pares y sus superiores jerárquicos.


¿De que indisciplina hablan? ¿Le decir la verdad sobre un gobierno de corruptos como el de macri?¿Porque no le preguntan a Víctor Hugo Morales por su relacion con otros colegas en vez de mentir descaradamente por ese tema?

Pero la verdad es otra: se cagaron con la presión recibida por parte del gobierno nacional de cambiemos. Les tienen miedo a decir la verdad de estos tiempos que solo una persona como Navarro puede develar.

¿Y ustedes hablan de indisciplina?. Por esa actitud tan mentirosa van a perder mucho puntos de ese rating que solo los programas de Navarro los mantenía.

Lamento tener que decir que todos ustedes son unos cobardes. Cercenan las libertad de expresión con una supuesta indisciplina.

Espero que esto sirva para no dejarnos llevar por la presión de un gobierno que solo gobierna para los ricos.

Eduardo Codina

Anuncios

La justicia del injusto.

Cada día en mi país me sorprenden como los grupos hegemónicos de poder hacen lo posible para que los periodistas honestos que no comulgan con sus intereses sean acallados. Este es el caso de Victor Hugo Morales,  periodista y relator de fútbol,  uruguayo de origen,  argentino por opción, que en el año 2000, cuando la empresa de tv paga argentina Cablevision no se había fusionado con el grupo clarín, y en ese año se jugaba la final intercontinental entre Boca Jr.  Y el Real Madrid,  desde su programa estaba relatando parte del partido. Y por eso,  unos 15 años, la corte suprema de justicia, dispuso un embargo de más de $ar 3 millones. (con intereses),  aludiendo derechos transmisión.  Es la misma corte que avaló la constitucionalidad de la ley de medios,  pero que no hace nada por investigar los crímenes de lesa humanidad de los directivos del grupo clarín y la nación por el caso papel prensa. Hoy viendo el sitio de noticias infonews.com, el periodista Roberto Caballero dijo algo que reproduzco solo con interés de compartirlo,  me parece exactas sus palabras. El vínculo a la nota completa ira al final.  Como dijo el periodista del diario “tocan a VHM, nos tocan a todos”

Mientras que en su fallo de hace 48 horas la Cámara Federal impidió que los empresarios Héctor Magnetto, Bartolomé Mitre y Ernestina Herrera de Noble fueran indagados en la causa que investiga los delitos lesa humanidad cometidos en la apropiación de Papel Prensa, Víctor Hugo Morales fue víctima de un allanamiento en su domicilio particular comandado por el abogado del Grupo Clarín que balbuceaba en la audiencia pública ante la Corte Suprema que avaló la constitucionalidad plena de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

El hecho, colmo del revanchismo patronal que considera al lucro por encima del derecho humano a la comunicación, constituye el más vil ataque a un periodista reconocido y admirado, a su libertad de expresión y a la indispensable pluralidad de voces en el marco de la sociedad del Siglo XXI. Un episodio más de la caza de brujas que desató Héctor Magnetto contra todos aquellos que denunciamos su monopolio comunicacional que, en palabras del Pacto de San José de Costa Rica -con rango constitucional en nuestro país-, conspira contra la democracia.

Un hecho grave que debe inscribirse en la última andanada de persecución y estigmatización de los periodistas contrahegemónicos, motorizado por los accionistas de un grupo que no se adecúa a la ley y cuenta con el poder de extorsión político y mediático suficiente para obtener fallos, jueces subordinados, allanamientos y procesos de parte de un sector del partido judicial que funciona como grupo de tareas en defensa de sus intereses corporativos.

Tocan a Víctor Hugo Morales, nos tocan a todos

Victor Hugo Morales: te apoyo, también apoyo tu integridad y honestidad periodística. Esa que hace que el periodismo sea otra cosa diferente a lo que era antes.

Gracias por leerme.
Fuente: infonews.com

Historia para reflexionar

Me encontre una historia que es muy interesante para reflexionar

Cuenta la historia que había un niño con muy mal carácter. Su padre le dio un saco de clavos y le dijo que clavara uno en la cerca del jardín cada vez que perdiera la paciencia o se enfadara con alguien…
El primer día clavó 37 clavos, pero durante las siguientes semanas, se esforzó en controlarse y día a día la cantidad de clavos que debía clavar, disminuyó. Había descubierto que era más fácil controlarse que clavar clavos…
Finalmente, llegó un día en el que ya no necesitó clavar más clavos y satisfecho fue a ver a su padre para decírselo…
Su padre lo felicitó pero le pidió que, a partir de ese momento, quitara un clavo por cada día que no perdiera la paciencia. Los días pasaron y finalmente el niño pudo decir a su padre que los había quitado a todos…
El padre, llevó al niño hasta la cerca y le dijo: Hijo mío, te has comportado muy bien, pero mira todos los agujeros que han quedado… Esta cerca ya nunca será como antes. Lo mismo ocurre con las personas. Cuando discutes con alguien y le dices palabras ofensivas, le dejas una herida como ésta…
Puedes clavar una navaja a un hombre y después retirarla, pero siempre quedará la herida. No importa las veces que le pidas perdón, la herida permanecerá. Una herida provocada con la palabra, hace tanto daño como una herida física.
Los amigos son joyas raras de encontrar. Están listos para escucharte cuando tienes necesidad, te sostienen y te abren su corazón. Enseña a tus amigos cómo los quieres… y mide tus palabras y tus reacciones hacia ellos.

Fuente:
Clavos y heridas – Radio frases de amor.

Camino y escribo.

¿Quien dice que no se puede escribir mientras se camina?

Mientras pienso como transformar las imágenes que veo en palabras una realidad que supera todo lo entendible, me doy cuenta que difícil es escribir.

El camino de la vida es de curvas sinuosas y algunas veces en ascenso, y otras en descenso.

No hay un destino a donde llegar, sino la necesidad de seguir caminando. 

Quiero soñar mi final en un lugar de ensueño, donde aquietar mi alma impaciente de estas rutas interminables. Mientras tanto seguiré recorriendo caminos sin final, con ganas de cruzarme con toda persona que desee el compartir, el sentir y el soñar, el amar, el dar sin esperar recibir.

No pienso que mis actos cambien el mundo, pero tampoco dejaré que el mundo cambie mis actos.

Gracias por todos

Eduardo

Domingo para soñar utopías

Domingo para soñar utopias, o una lista de sueños utópicos que me gustaría ver hecho realidad.  Es posible que nunca sean, pero es lindo de tenerlos.

Sueño utópico nro. 1

Ver una familia unida, en la buena o con la mala, con hijos que estudien para ser buenas personas y solidarias con otras, y no hacer de la mendicidad un medio de vida.

Sueño utópico nro. 2

Cuando se hace un bien a alguien, sentir el placer de haberlo hecho, la felicidad de hacerlo, y la alegría que nos lleva a seguir haciéndolo.

Sueño utópico nro. 3

No ver cosas que causen dolor, como guerras, muertes, peleas entre hermanos. Ver cosas gratas, difundir la verdad sin distorsiones, generando contenido con valor mas social y menos bélico.

Puedes colaborar con tus sueños utópicos para futuras actualizaciones en mi twitter (@elocotomico, hashtag #sueñosutopicos) y mi facebook (www.facebook.com/educodina).

Gracias por compartir utopías.

Carta abierta a CFK

Estimada presidenta Cristina Fernández de Kirchner:

Soy Eduardo y en el año 2010 (exactamente el 2 de diciembre) tuvimos la suerte de encontrarnos con mis colegas y compañeros de radio “la Colifata”. En este momento en el cual el pueblo debe de estar unido en defensa del modelo que supieron idear, quisiera hacerle llegar mi apoyo y de todos mis compañeros para que eso se resuelva en forma positiva. Quiero decirle que todo aquel que continúe con el legado tendrá mi voto y mi confianza. Gracias por todo lo que hizo y cuente conmigo.

Nota recuerdo colifato

Esta es una nota del suplemento ni a palos del año 2010, realizado por la colega Julia mengolini. Estuvimos Alfredo, julio y yo.

Que lo disfruten.

Como la birome, como el dulce de leche, como el bondi, La Colifata es de esos inventos argentinos que inflan el pecho con orgullo nacional. La idea de esta radio- la radio de los internos y ex internos del Hospital Borda- es generar “puentes donde hay muros”, conectar a los internos con sus oyentes para trabajar la estigmatización de la locura y activar procesos de desarrollo de autonomía y de autoestima. Funciona tan bien que la idea se replica en todo el mundo y hace ya 20 años que existe cada vez con más oyentes y proyectos. Para festejar el 20°cumpleaños de La Colifata charlamos con Alfredo Olivera, psicólogo y fundador de la radio y con los colifatos Eduardo Codina y Julio Rivero Díaz.

-¿Cómo empezó todo?

-Alfredo: Yo empecé en el 90 a ir a un grupo que se llama Cooperanza que trabaja con talleres artísticos en el Borda. Al poco tiempo conozco a alguien que tenía una radio comunitaria y me invita a su programa a hablar del tema de la locura. Me parecía mejor no reducir la temática a una emisión y en vez de hablar yo solo, pensé en maneras de incluir el parecer de este colectivo de personas que estaba excluido socialmente. Fui al Borda con un grabador de periodista y se dio un debate muy interesante. Había un grupo de personas, cuyo discurso era descalificado, que estaban generando momentos de reflexión y lucidez muy buenos. Así nació la columna de los internos del Borda en una FM comunitaria. Había muchos llamados de oyentes que yo grababa y después se los hacía escuchar. En ese ida y vuelta se empieza a desarrollar el proyecto. Así nació, como la radio sin antena que existía a partir de otros solidarios que hacían un lugar. Después vino Lalo Mir, Nelson Castro y otras radios comunitarias que nos daban espacio. La idea no era hacer una radio de diagnosticados para médicos u otros diagnosticados o familiares, la idea era una radio de personas que atravesaron situaciones de institucionalización para que entren en contacto con gente que no tenía nada que ver con eso.

-Julio: Lo que nos interesa es que la gente pierda el temor a que en el psiquiátrico está el loco peligroso. Cuando uno entra al Borda la autoestima muere. Porque la sociedad no lo considera como persona. La radio, además de ser terapéutica, no es un juego, es una realidad, es una radio reconocida en el mundo, es la primera radio hecha en un neuropsiquiátrico. Y nuestro autoestima volvió a vivir. Yo pasé de ser oyente a ser protagonista. Me pone contento que la gente le pierda temor a los que estamos dentro o hemos estado. Y todo gracias a La Colifata.

– ¿Cómo funciona la radio?

– Alfredo: Los días sábados, durante 7 horas, en los jardines del hospital. Vienen las personas que están internadas, los que ya no están y forman parte de La Colifata y vienen muchos oyentes. La radio, en realidad, más que la estructura tradicional, oficia como un espacio donde las personas se encuentran y surgen temáticas.

-¿Qué es para vos un loco?

-Julio: Una persona con problemas psiquiátricos, que todos tenemos hoy en día. Pero la sociedad te discrimina, te lastima y no te permite ser vos mismo, no te deja demostrar que podés trabajar a pesar de esa dificultad que tenés. Es muy difícil afuera. Pero muchos dicen que los locos no están en El Borda, están acá afuera.

-¿Qué fue La Colifata en tu vida?

-Eduardo: Para mí fue un empuje. Después de todo este tiempo y después de haber hecho con mi madre El Living de Estelita, creo que La Colifata funciona como ayuda para quienes la integran, para poder expresarse como a uno le gusta. Con la libertad y los límites de una radio que tiene que ser terapéutica, que también tiene sus necesidades, necesita un sustento y financiación para poder seguir existiendo. Vivimos de donaciones del exterior.

-Julio: A mí me cambió la vida, fue un giro de 180 grados. Yo era muy tímido, me costaba relacionarme con la gente, nunca me gustaron los grupos grandes, hasta ahora, pero lo controlo. Yo veía al grupo de gente pero nunca me acercaba. Hasta que un amigo me ve sentado en las raíces de un ombú y me invita a acercarme. Cuando tomo envión para acercarme, lo más impresionante fue el trato, porque todos me saludaban como si hubiera estado desde el principio. Me parecía raro que gente que no me conocía me saludara, me tuviera en consideración. En uno de los programas me entrevista Estelita y ese es uno de los recuerdos más lindos que tengo. Ahí me invitaron a tener un espacio, mi programa en la radio. Yo sin titubear y sin saber adónde me metía, dije que sí.

-¿Qué es El Living de Estelita?

-Alfredo: El Living de Estelita era el programa que hacía la mamá de Eduardo, que lo venía a visitar. Estelita se ponía a conversar con la gente que venía de visita. Después fue un programa de televisión que se emitió en Ciudad Abierta en los años 2005 y 2006. Estelita estaba en situación de calle y hacía un programa de entrevistas en una plaza de Belgrano que es donde vivía.

-¿Para qué necesita financiación La Colifata?¿Cuáles son los proyectos futuros?

-Alfredo: Cuando hablamos de financiar La Colifata, hablamos de lo que sale sostener un proyecto  que tiene como objetivo, en relación a sus usuarios, producir espacios de autonomía para que ellos puedan no sólo salir de la internación sino gestionar de manera más feliz la vida cotidiana, la relación con los otros, que puedan ir ejerciendo sus derechos ciudadanos pero con una referencia a un grupo que trabaja en salud mental y que puede acompañar y activar estos procesos. Y a la vez, Colifata pretende trabajar con la comunidad el problema de la estigmatización, pero no desde un lugar normativo (en cuanto a nosotros ubicados en una posición de verdad), sino lo contrario, habilitar un canal de expresión para que podamos hablar de las razones y las sin razones de nuestros pensamientos o conductas que terminan legitimando, entre otras cosas, instituciones asilares o practicas de exclusión o idealización. Eso no se hace de manera espontánea, eso se hace con desarrollo profesional y con estrategias y políticas de difusión. Tenemos que crear puentes con una comunidad que a partir de escuchar se moviliza.

-Eduardo: Yo sé que si pido ayuda a La Colifata puedo contar con ellos pero siempre me ha gustado arreglármelas solo. Pero es muy lindo saber que yo puedo contar con alguien de La Colifata cuando tengo una situación, un bajón o cuando necesito a alguien que me aconseje.

– Tenés amigos en La Colifata.

-Eduardo: Es un poco más que eso. La Colifata es el punto de encuentro de mucha gente que uno no conoce y se da cuenta que hay que derribar todo el tabú sobre la locura. Gracias a La Colifata encontramos una manera de construir puentes donde había muros. Más textual que eso, imposible

– Alfredo: Vos decías lo de los amigos pero los chicos tienen más amigos por fuera de La Colifata, si bien posiblemente los conocieron a través de La Colifata. Eso marca una diferencia respecto de otros dispositivos, no es una cuestión endogámica donde un grupo de personas se da afecto entre sí y se protege de un exterior que puede ser hostil. Es un dispositivo abierto con las múltiples vías de conexión con “el más allá”. Lo que hace es ampliar las relaciones sociales de los que entran, pero después esas relaciones perduran más allá de La Colifata. Se trata de activar esos procesos, no es el refugio endogámico, sino empezar a cruzar las fronteras.

– Eduardo: La Colifata es un nexo, lo que también ayuda a que tomemos conciencia de que podemos hacer cosas por nuestra cuenta. Y sabemos que si tenemos alguna duda de si podemos llegar a destino en alguna cosa que emprendamos, consultamos a los de La Colifata.

-Julio: Es lindo no depender de la radio porque eso demuestra lo que podemos hacer nosotros por nuestra cuenta. Ellos nos pueden ayudar pero no nos pueden solucionar el problema, los que tenemos el problema somos quienes tenemos que solucionarlo.

-¿En el Moyano no hay nada similar?

-Alfredo: En el Moyano empezó hace un año una experiencia que se llama FM Desate que nosotros asesoramos pero tuvieron que pasar muchísimos años. Había una mujer, María, que venía a La Colifata los sábados y siempre decía que no le extrañaba que las cosas buenas sólo pasaran en los lugares de los hombres. Generaba muchos conflictos pero tenía un discurso muy lúcido. Ella vivía en la calle y sufría la discriminación de género. La dificultad que tenía era que eso mismo que era tan cierto, le obraba de obstáculo para generar lazos con otros. Ella sin embargo volvía cada sábado. Entonces nosotros le ofrecimos que fuera la representante de la mujer de La Colifata frente al departamento de la mujer de AMARC (Asociación Mundial de Radios Comunitarias). Entonces, la correspondencia venía a su nombre y eso le servía de material para su programa. María resultó ser una poetiza maravillosa y generó producciones geniales. Y logró tener mucha más serenidad y paz, incluso para seguir denunciando los atropellos contra las mujeres. Este ejemplo da cuenta de esta función terapéutica de La Colifata que no tiene que ver con normalizar a nadie sino con ayudar a que quienes toman la palabra y ejercen el derecho de expresión, se construyan de una manera menos sufriente, que les amplíe las posibilidades de estar con otra gente, con la vida, con sus proyectos.

-¿Qué es lo normal?

-Julio: Lo normal no existe. Lo que existe es la discriminación, el olvido y el miedo por  no tener la información de cómo afrontar a un amigo o a un pariente con problemas psiquiátricos. Es muy difícil hoy en día conseguir trabajo porque cuando  te preguntan si estuviste internado alguna vez, cuando decís “Borda” es como si tuvieras una enfermedad contagiosa. Nosotros podemos hacer cosas, tomamos remedios que nos dan los psiquiatras pero somos personas. Si la sociedad tomara conciencia que dentro del Borda hay personas que necesitan amor… pero la sociedad no te brinda eso. Por eso vuelvo a la radio. La radio abre muchas puertas. Pensá que con los viajes solidarios las personas de un neuropsiquiátrico, que necesitan cosas, van a ayudar a otros que necesitan mucho más.

-¿Qué son los viajes solidarios?

-Alfredo: Un grupo de oyentes de Bariloche consiguió regalarle a un grupo de 20 colifatos unas vacaciones en esac ciudad. Nosotros, a cambio, quisimos darles algo. Decidimos colaborar con los pibes de la calle y laburamos tres meses para conseguir cosas para ellos. Eso después se transformó en un programa de acción.  Colifata solidaria es pensar la rehabilitación donde los colifatos se corran del lugar de ser los rehabilitados y pasen a ser promotores de acciones en salud. El objetivo es que reconozcan que nadie puede estar en una posición de recibir solamente sino de intercambio, como cualquiera. Y además, sacar la radio del psiquiátrico y llevarla a  otros territorios, así fuimos a Rosario, al Chaco, a Bariloche…

-¿Cómo es que existe La Colifata en todo el mundo?

– Alfredo: Bueno, hay experiencias similares en Francia, en México, en Barcelona, en Uruguay, en Chile, en Italia, en Portugal, Rumania. En algunos casos nos vinieron a buscar para que los asesoremos. También ayudó en este proceso de difusión de La Colifata, gente como Manu Chao o Francis Ford Coppola.

-Julio: Lo más lindo es que estas personas que toman la idea de la radio, es porque ven que a nosotros nos sirve y es lindo que se plantee lo mismo y que sirva en otro lugar.

– ¿Cómo sigue La Colifata?

– Alfredo: Nosotros acompañamos todo lo que fue el proceso de la sanción de la Ley de Medios y acompañamos también la sanción de la Ley de Salud Mental. En ese marco, presentamos un proyecto de nuevas tecnologías para La Colifata que nos va a permitir tener equipos más potentes y desarrollar un estudio de radio fuera del hospital donde además se desarrollen talleres de capacitación laboral, un centro cultural, un teatro, un bar y demás.

-¿De qué se trata la Ley de Salud Mental?

– Eduardo: De devolverle los derechos a los pacientes psiquiátricos que normalmente somos cercenados por un sistema que nos utiliza como conejillos de indias para las empresas farmacéuticas. Esta ley nos restituye el derecho a tener una vida digna, a poder dejar de ser dependientes de las medicaciones salvo en las dosis que de verdad ayuden a resolver los problemas. Y tener atención no solamente en el Borda sino que todos los hospitales tengan una sección de psiquiatría. Queremos derribar el mito de la locura y que no existan más manicomios, sino que nos podamos atender en cualquier hospital general sin tener que desarraigarnos de la familia.

-¿A qué le dicen Ni a palos?

-Julio: A mentir.
-Eduardo: A la violencia.
-Alfredo: A perder la dignidad.

Resumen anual 2014.

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 490 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 8 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

El paro de las patronales

En este día se me da por reflexionar sobre algo que esta sucediendo exactamente en este momento en el que estoy escribiendo: el paro de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

Me parece que estos nefastos personajes de la realidad Argentina no desean nunca debatir sobre los temas que realmente atañen a una buena democracia: son los que quieren hacerse de las riquezas para unos pocos, traicionando la verdadera esencia del sindicalismo democrático.

Yo tengo unas cuantas preguntas que en este momento me rondan en la cabeza:

1) los que queremos trabajar y cumplir nuestras tareas diarias ¿porque tenenos que soportar que unos señores sindicalistas de segunda nos arruinen nuestra jornada laboral con cortes que impiden el trasladó?
Y 2) ¿porque se aprovechan de barras bravas para presionar a los que no están de acuerdo con lo que piensan (como lo hizo Micheli)?

Nadie tiene derecho a arruinarle el día a nadie con este tipo de cosas que en vez de mejorar, empeoran. Los que necesitan ese plus por presentísmo por culpa de este paro lo pierden. Como yo hay muchos que pueden pensar que este paro quiere derrocar un gobierno que fue elegido por mas del 54% de los ciudadanos. Además de estar apañados por los fondos buitres (tanto nacionales como extranjeros, que solo están queriendo llevarse una tajada más grande de algo que no les corresponde). Es necesario que como personas regidas por derechos y responsabilidades emanadas por la constitución de la nación argentina aportemos al debate para la búsqueda de soluciones y defendamos este proyecto (con sus virtudes y defectos) para que todos tengamos un futuro mejor como país.

Hasta la próxima.

Reflexiones Facebookeras

Recorriendo caminos sin final. Haciendo de los problemas y transformarlo en soluciones. Buscando un destino en el que verme reflejado como una imagen en el espejo de la vida. Viviendo HOY, pues mañana no estamos seguros que podamos ver la luz, ni el pasado puede marcar nuestras vidas. Cada día en la carretera de la vida hay que transitarla con la tranquilidad en el alma y la alegría en el corazón. Miren el cielo, soleado o nublado, de noche o de día y piensen que el dios en el que creernos nos unió como amigos. Hagamos de esa amistad un objeto gigante que contenga todos los sueños, las alegrías y las metas compartidas. Con respeto, amor y un corazón dado al prójimo. Adiós mis especimenes urbanos pululan por esta virtualidad Facebookera. El semáforo de la vida se puso en verde y tengo que seguir mi ruta.