La vida duele

La vida duele,  y mucho.

Cuando veo gente que te da la espalda, ignorando el sufrimiento que genera esa accion.

Cuando veo gente que, sin mirar,  te lleva por delante y no te da las mínimas disculpas.

Cuando veo pequeñas y pequeños seres que mendigan el sustento de una familia que no hace nada para darles un futuro mejor.

Cuando la gente te acusa, con mentiras y sin pruebas, de algo, haciendo daño, con buena o mala intención, a esa persona.

Cuando se ve solamente un lado de la balanza, el lado de las cosas injustas, cuando también hay cosas buenas para ser recordadas.

Cuando las familias están disgregadas, por problemas que se pueden solucionar debatiendo, buscando los puntos en cada uno para corregirlos entre todos.

La vida duele, y mucho

Pero quiero decirte algo que para mi es muy importante, lector que lees estas líneas,  es que aunque la vida duela, y mucho, nos debe dar una enseñanza muy importante

La vida es una sola, con altas y bajas, idas y vueltas, subidas y bajadas, adelante y atrás,  solo que hay que vivirla en plenitud.

Tengo mucha gente amiga: la que te da una mano, y la que te da la espalda (que no por eso dejan de serlo). Y es suficiente par que la vida duela menos, que los problemas sean más llevaderos.

Dedico estas palabras especiales para mi amiga Pau Pagani, que le deseo lo mejor y poder vernos pronto.

La vida duele,  y mucho, pero con amigos que nos den amor y animo da gusto de seguir viviendo.

Hasta la próxima

El loko de la azotea
Eduardo Codina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s