Camino y escribo.

¿Quien dice que no se puede escribir mientras se camina?

Mientras pienso como transformar las imágenes que veo en palabras una realidad que supera todo lo entendible, me doy cuenta que difícil es escribir.

El camino de la vida es de curvas sinuosas y algunas veces en ascenso, y otras en descenso.

No hay un destino a donde llegar, sino la necesidad de seguir caminando. 

Quiero soñar mi final en un lugar de ensueño, donde aquietar mi alma impaciente de estas rutas interminables. Mientras tanto seguiré recorriendo caminos sin final, con ganas de cruzarme con toda persona que desee el compartir, el sentir y el soñar, el amar, el dar sin esperar recibir.

No pienso que mis actos cambien el mundo, pero tampoco dejaré que el mundo cambie mis actos.

Gracias por todos

Eduardo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s