Defendiendo el modelo

Defendiendo el modelo.

2015: año electoral en la cuidad y en todo el país. Un año en el cual tendremos una tarea insoslayable como ciudadanos. Y debemos demostrarlo con los votos. No voy a hablar de candidatos, que los hay, en pro y en contra de las políticas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Pero la pregunta es: ¿somos capaces de ver las cosas positivas que hubo durante estos últimos años?. ¿O tendremos la ceguera de ver el vaso medio vacío, en vez del medio lleno?.

Quiero llamar al pueblo a reflexionar, a pensar que país queremos.

Yo apoyo este modelo de país porque me dio oportunidades reales de ejercer mis dos derechos humanos principales: 1) el derecho a debatir que tipo de país quiero, con respeto a las instituciones. Y 2) por la lucha de la gente desposeída o que menos tienen.

Lamentablemente ni UNEN ni macri ni massa dan seguridad de que las políticas de inclusión iniciadas por Néstor y Cristina podrán continuar.  Muchos de ellos no tienen interés de hacer algo  por los que menos tienen. Ademas de no estar interesados nunca por la economía social, por ayudar a los que tienen menos recursos para vivir una vida digna. Nadie luchó por los derechos humanos tanto como ellos. Creo que deben (o mejor dicho deberian)  ser recordados por sus logros, nunca (por lo menos para mi) por los fracasos. Sólo le pido a todo el país tengamos la posibilidad de pensar claro y tratan de no ver el lado negativo de la historia.

Muchos creen que Mauricio Macri tiene la solucion magica como para solucionar los problemas cuando a las villas no le da luz ni agua potable. Tampoco a la gente en situacion de calle le da  la posibilidad de tener una vida digna. Y solo le interesa el metrobús, las ciclovías, y esas pavadas que son soluciones parciales a otras que son más evidentes, pero no poco importantes: la salud, el bienestar general de la ciudadanía ( sin distinciones de ningún tipo).

Estimados amigos de la ciudad de buenos aires: solo les pido un favor: no alimentemos más a los que perjudican realmente a la ciudad, endeudandola más y no haciendo con ese endeudamiento obras que sean  para obras efímeras que no tienen beneficio ninguno sino para los que realmente tienen el dinero, haciendo de la ciudad un lugar para pocos…

Anuncios