La selección del pueblo

Hoy es un día alegre y triste a la vez: la alegría de haber llegado a una final de Copa del mundo después de 24 años. Y la tristeza de no haber podido alzar la Copa.

Pero hete aquí que me hago una pregunta: ¿se puede considerar un fracaso de Sabella?. Yo considero que no. Sabella supo inculcar a sus dirigidos que no hay un líder nato en esta selección, aunque Messi es la imagen del grupo como capitán. He visto el sacrificio, la garra (aunque algunas veces no se lograron buenos resultados), y lo más importante: es el amor a la camiseta nacional.

Creo que, en estos momentos de reflexión, sólo queda decirles a todos los jugadores y al cuerpo técnico: gracias por habernos puesto en esa instancia (ganando la copa o no), sólo pido que (si a algunos se les da la oportunidad de seguir) sigan progresando en sus respectivos equipos y vuelvan a mostrar que son capaces de tener una nueva oportunidad de ser parte de este sueño que es la selección argentina.

Me siento orgulloso de la selección.

Sólo queda esperar que se que en el mundial de Rusia en el 2018 podamos volver al ruedo y mostrar que podemos ser campeones del mundo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s